Los piercings son perforaciones corporales que decoran nuestro cuerpo dándole más personalidad y carácter. En el estudio de piercings y tatuajes de Lugo, Camaleón Tattoo, somos expertos en hacer piercings en el labio, ombligo, piercings en la oreja o en cualquier otra parte del cuerpo. Hoy te hablamos de la cara más amarga de las perforaciones. Te explicaremos qué ocurre si se infecta un piercing y cómo podemos curar la herida.

Consejos y trucos para curar un piercing infectado

Consejos para prevenir la infección de un piercing

La prevención es la madre de todos los remedios. Si seguimos las pautas de higiene adecuadas no tendremos que ponernos en la tesitura de los siguientes párrafos. Para curar un piercing es importante seguir una serie de pautas y recomendaciones. En el estudio Camaleón Tattoo de Lugo siempre damos dichas pautas a nuestros clientes tras hacer un piercing. Si las has olvidado te recordamos lo que debes tener en cuenta para evitar que un piercing se infecte.

  • Lavarse las manos antes de manipular el piercing o la herida. Esto incluye también antes de realizar las curas.
  • Limpiar la zona dos o tres veces al día con una solución salina o suero. Ayudarse con un bastoncillo si fuese necesario para retirar bien la costra que se puede formar. También puedes usar jabón neutro y agua tibia.
  • No cambiar la joya hasta que no haya cicatrizado por completo. Pueden pasar algunos meses antes de que podamos cambiar nuestra joya por otra.

Si se trata de un piercing en la lengua, el labio o la mejilla lo más adecuado es realizar enjuagues bucales durante 1 minuto tras las comidas y antes de acostarse. Para enjuagarte puedes usar enjuagues sin alcohol antibacterianos. La mayoría de las perforaciones tardan sobre 2 meses en cicatrizar bien. Si sigues todos estos consejos y, aun así, notas que algo no va bien… entonces es probable que tu piercing se haya infectado. Pero ¿Cómo saber si un piercing está infectado? Te lo contamos a continuación.

¿Cómo saber si un piercing está infectado?

Tras la realización de un piercing lo más normal es que la zona esté ligeramente enrojecida y que haya algo de molestia. Eso es totalmente normal. Incluso puede producirse algún sangrado. Durante la cicatrización también se formará una costra a causa de un líquido blanquecino que supurará la herida. Todo esto son síntomas que van dentro de un proceso se cicatrización natural.

Una perforación infectada actúa de forma muy parecida a cualquier otra herida en la misma situación. Lo más habitual es que la zona se muestre muy enrojecida e hinchada. Podemos tener dolor e incluso supurar pus. Todos estos síntomas se presentan incluso pasada más de una semana desde la perforación. Si tienes todos estos síntomas lo más seguro es que tu piercing se haya infectado.  

¿Cómo curar un piercing infectado?

Lo primero que tendrás que hacer será acudir a tu médico de medicina general habitual. Una infección puede tener consecuencias más graves si no se trata a tiempo. Tu médico valorará la infección y decidirá si necesitas tomar medicación para curarla y evitar que se extienda. Pero esto solo ocurre en los casos más graves. Nunca tomes medicación sin haber consultado con tu médico familiar.

No te quites la joya bajo ningún concepto. No la manipules ni la cambies por otra salvo que tu médico te diga lo contrario. En ciertos casos dejar la joya puesta puede ser beneficioso, ya que nos ayuda a evitar la formación de pus en las capas más profundas de la piel. Así que sin quitarte la joya acude al médico antes de nada.

Lo más habitual es que requieras de un tratamiento específico para tratar la infección directamente en la piel. Tu médico te recetará pomadas de acción local y directa para tratar la infección. Además deberás seguir con los cuidados rutinarios de limpieza y desinfección de la zona. Lavando la zona con agua tibia y jabón neutro al menos tres veces al día y aplicando posteriormente la pomada.

Nuevamente te recordamos que es imprescindible tener las manos completamente limpias antes de realizar las curas o aplicar la pomada. Para ayudarte con la limpieza usa siempre algodón hisopo limpio. Si tienes más dudas puedes consultárnoslas sin compromiso en el estudio de piercings y tatuajes de Camaleón Tattoo. Donde también encontrarás nuestras tienda de piercings en Lugo para poder cambiar la joya de tu perforación en cuanto haya pasado la infección.

Si tienes dudas, no te preocupes. Habla con uno de nuestros especialistas o visítanos en nuestro estudio, estamos para ayudarte! Contacta con nosotros en nuestro formulario de contacto o llámanos al

982 220 308 - 666 254 973