Los piercings y perforaciones en las orejas son con diferencia los más demandados. Y es que no hay buen amante de los piercings que no tenga alguno en las orejas. Hoy en desde el estudio de Piercings y Tatuajes de Lugo Camaleón Tattoo queremos hablarte del piercing orbital. Se trata de un tipo de piercing que se hace en la oreja pero de una forma muy especial. ¿Quieres saber más? Pues no te pierdas ni una palabra de esta noticia. Una vez más desde Camaleón Tattoo advertimos de que no nos hacemos responsables de posibles flechazos a primera vista… si es que a nosotros nos encantan todos.

¿Qué es el piercing orbital y dónde se hace?

Este tipo de perforación se hace en la oreja, al igual que muchos otros, pero de un modo totalmente diferente. Y es que los pendientes en las orejas han evolucionado muchísimo. Hoy en día podemos explorar toda la zona desde el cartílago hasta el lóbulo, abriendo un amplísimo abanico de posibilidades. La peculiaridad de esta perforación es que envuelve otras dos perforaciones que se conectan con un aro. Como forma una especia de órbita se ha decidido llamarlo así: orbital. Se hace concretamente en la zona en forma de hélice de nuestra oreja.

¿Cómo se hace un piercing orbital?

El piercing orbital, al igual que cualquier otro piercing, debe hacerse siempre por profesionales. Nunca te pongas en manos de estudios de dudosa reputación o que no sigan las medidas de higiene y seguridad adecuadas. El piercing orbital es uno de los más complejos en esa zona. Su cicatrización es larga y la realización puede ser más dolorosa que en otros casos. Si a todo esto le sumamos una infección por no realizarlo en el lugar adecuado tenemos un cóctel nada apetecible.

Este piercing requiere de dos perforaciones, que pueden hacerse al mismo tiempo. Una vez marcada la localización exacta se usa una aguja hueca para realizar el agujero. Cuando se han realizado los agujeros será el momento de colocar la joya elegida. Ten en cuenta que no debes cambiarla hasta que el proceso de cicatrización no haya concluido. Esto puede suponer hasta 8 meses. Te aconsejamos que elijas bien. Recuerda que en la tienda de Camaleón Tattoo puedes comparar muchos modelos de piercing orbital.

Ejemplos reales de un piercing orbital

Galería de piercings reales tipo orbital

¿Duele mucho el piercing orbital?

Ya sabemos que en lo que se refiere a soportar el dolor no hay nada escrito. Es algo muy subjetivo y nosotros solo queremos darte nuestra opinión. En comparación con otras perforaciones como la de los lóbulos el piercing orbital es más doloroso. Ten en cuenta que se hace en la región hélice que es de cartílago y las perforaciones en esa zona siempre duelen más. Además piensa que para un piercing orbital necesitarás dos perforaciones, con lo que la sensación de dolor puede aumentar en algunos casos. No obstante también tenemos que añadir que si la persona que te colocará el piercing tiene suficiente experiencia la sensación de dolor será menor.

Los cuidados del piercing orbital

Las precauciones a seguir para curar un piercing orbital son muy similares a las que te daríamos para curar cualquier otra piercing. No obstante ten en cuenta que debes evitar golpes en la zona o que este se enganche con la ropa. Todo esto podría alargar mucho el proceso de cicatrización. En cualquier caso, suponiendo que todo vaya bien, la cicatrización de un piercing orbital suele requerir de al menos 4 meses. Pero puede ser mayor si no se siguen los cuidados indicados.

Tras la realización del piercing te daremos unos consejos clave para cuidarlo y evitar una infección. De formar general ten en cuenta que para cuidar el piercing de esta área debes limpiar la zona muy bien con una solución salina o con suero. Repitiendo el procedimiento al menos 3 veces al día. Esto incluye a ambas perforaciones. Para evitar que se infecte procura:

  • No realizar nunca las curas con las manos sucias. No tocarlo en ningún momento del día salvo para hacer las curas y siempre con las manos limpias o con guantes estériles.
  • Usa siempre una toalla o un paño limpio para secarlo después de lavarlo. Recuerda que la zona estará muy sensible y debes secarla con pequeños toques, nunca frotando.
  • Ayúdate de un bastoncillo para alcanzar mejor todas las zonas que son de difícil acceso.
  • Duerme en una posición en la que la zona no esté en contacto con la almohada ni se haga presión sobre ella.

Hacerse un piercing orbital en Lugo y Galicia

Lo más común es realizar esta perforación para llevar una joya de 16 mm de grosor. La joya preferida es el aro, que creará esa órbita que da lugar a su nombre. Llevando un piercing en forma de aro estarás dándole toda su esencia. No obstante también hay otros tipos de joyas para el piercing orbital. Puedes llevar anillos de herradura, anillos de segmentos o barras circulares. Si quieres más inspiración pásate por el estudio Camaleón Tattoo donde encontrarás muchos modelos de piercings diferentes en la tienda.

 

Si tienes dudas, no te preocupes. Habla con uno de nuestros especialistas o visítanos en nuestro estudio, estamos para ayudarte! Contacta con nosotros en nuestro formulario de contacto o llámanos al

982 220 308 - 666 254 973