Hoy queremos hablarte un poco sobre el piercing en el ombligo, dándote unas pautas de cuidado para que al realizar tu piercing puedas tenerlo siempre en perfectas condiciones, facilitando su cicatrización lo antes posible.

El piercing en el ombligo es uno de los más populares, especialmente entre las mujeres. En Camaleón Tattoo hace muchos años que realizamos este tipo de perforaciones que, en cierto modo, se vuelven atemporales, siempre están de moda.

Si estás pensando en realizarte un piercing en el ombligo, ya te has hecho uno pero no sabes qué cuidados seguir, o simplemente sientes curiosidad por el piercing en el ombligo, sigue leyendo:

Historia del piercing en el ombligo

El piercing en el ombligo es un tipo de perforación que en la actualidad está más asociada a las mujeres jóvenes. Pero ¿Sabías que esto no siempre fue así? El público punk masculino de los años 80 también disfrutaba luciendo este tipo de perforación. Después esto empezó a cambiar y una de las grandes culpables de la popularización del piercing en el ombligo es la reina del pop.  

Ejemplos de piercings en el ombligo

Madonna empezó a lucir estas joyas en el ombligo en los años 80 y desde entonces su éxito no ha parado de crecer. Muchas estrellas se han unido a esta moda y el resto de los mortales no hemos querido quedarnos atrás. Es un piercing muy sensual que puede exhibirse gracias a muchas prendas de ropa llamativas e igual de sexys.

¿Por qué hacerse un piercing en el ombligo?

¿Y por qué no? El piercing en el ombligo es ideal para todas aquellas personas a las que les encanta lucir camisetas cortas o que disfrutan de su tiempo en la playa o la piscina. Sin lugar a dudas durante el verano es el mejor momento para lucir una perforación en el ombligo. Aunque cada persona tiene su propio estilo y sus propios gustos el piercing en el ombligo es más demandado entre el público femenino. Aunque esto no siempre ha sido así. En su momento estaba más relacionado con el sector masculino.

Hoy en día el piercing en el ombligo es muy versátil. Hay muchos tipos de piercing en el ombligo y muchos tipos de joyas distintas. Esto permite jugar con abalorios que cuelgan y que podemos combinar a la perfección con nuestro estilo de ropa o nuestra propia personalidad. Es un piercing muy popular y que nunca pasa de moda. Además tú eliges si quieres mostrarlo o no, con lo que es ideal si te gustan los estilos más discretos en cuando a piercings o tattoos se refiere. Una razón más para hacerse un piercing en el ombligo. Entre las principales razones para hacerse un piercing en el ombligo destacan:

  • Por moda, ya que es un piercing que está en auge y muy atemporal.
  • Para destacar tu personalidad o individualidad. Para reflejar rebeldía o tu propio carácter.
  • Por su discreción. Está en una zona que permite ocultarlo cuando no queremos mostrarlo.

Tipos de pendientes para el ombligo

El piercing en el ombligo es tan popular desde hace tanto tiempo que se ha ido reinventando. El tradicional incluía una perforación por la parte superior del ombligo, pasando la perforación por la piel que tenemos sobre el ombligo. Con los años esta versión se ha ido ampliando y hoy en día también son muy comunes las perforaciones inversas, que realizan la perforación en la piel que tenemos debajo del ombligo. Cuando la perforación es doble hablamos de un piercing que incluye una doble perforación que une la clásica superior con la inversa inferior.

Una perforación menos común, aunque también en auge, es la horizontal. Se trata de un piercing que se realiza de forma horizontal en la parte superior del ombligo. Si por lo general el piercing en el ombligo no es doloroso, ni suele generar complicaciones, tenemos que matizar que el piercing en el ombligo en su versión horizontal es más compleja y requiere de más cuidados.

Perforación en la parte superior del ombligo

Este es el piercing clásico. Se realiza la perforación de forma vertical perforando la parte superior de la piel del ombligo. De esta forma la joya o el abalorio elegido quedará dentro del propio agujero del ombligo. Ha sido el tipo de perforación que popularizó la propia Madonna en los años 80. Aunque es un clásico se trata de una opción que nunca pasa de moda.

Piercing en la parte inferior del ombligo

Este tipo de perforación es muy similar a la clásica, solo que la perforación va en la parte inferior del ombligo. De esta forma si elegimos una joya que cuelgue quedará debajo del propio ombligo. Es una opción ideal para todos aquellos que quieran darle una vuelta a la versión clásica y original pero sin perder la propia esencia del piercing en el ombligo.

Piercing en el lateral del ombligo

Este piercing es totalmente distinto a todo lo anterior. Se trata de una perforación que se hace en horizontal y justo debajo del agujero del ombligo. Lo normal es incluir una barra curvada y de esta forma nos quedaría un extremo de la joya a cada lado. Este tipo de piercing es uno de los piercings en el ombligo más populares en los hombres.

Piercing Doble

El piercing doble combina el piercing superior y el inferior. Dos dos perforaciones que llevarían dos joyas independientes. Lo mejor es que puedes decidir incorporarlo en cualquier momento. Si ya tienes el clásico piercing superior puedes transformarlo en uno doble rápidamente. Se pueden combinar distintos tipos de joyas y es muy versátil. 

Piercing en el interior del ombligo

Este piercing se hace en el interior del ombligo, en aquellos que tienen el ombligo hacia fuera. Se coloca una barra que traspasa el propio ombligo, de tal forma que quede cada uno de los extremos de la joya en la parte superior e inferior del ombligo. Aunque es el menos común últimamente está en auge.

Tipos y variantes de pendientes para piercings en el ombligo

En nuestro estudio contamos con un amplio catálogo de joyas y pendientes para el piercing en el ombligo. A pesar de la gran variedad que tenemos a disposición de nuestros clientes somos conscientes de que los más solicitados son las bananas clásicas. Se trata de barras ligeramente curvas que incluyen un abalorio en la parte superior y otro en la inferior. Estas joyas o abalorios ofrecen infinitas posibilidades, desde joyas de Swarovski a los diseños más atrevidos o agresivos.

Otra de las joyas más utilizadas son los anillos. Se trata de una pieza cerrada muy popular en los últimos años del siglo pasado. Actualmente con el auge de lo vintage y retro se han vuelto a popularizar mucho. También existen otras joyas más llamativas, en espiral y con accesorios que cuelgan. Estas últimas no son muy comunes para su uso diario, porque se enganchan con facilidad en la ropa y resultan incómodas.

Otros piercings y perforaciones que realizamos en nuestro estudio son: el piercing rook, piercing en la oreja Helix, piercing en la lengua Venom … puedes encontrar más información en nuestra sección de piercing y dilataciones.

Forma, tamaño  y material recomendado 

Para hacer un piercing en el ombligo no es recomendable coger muy poca extensión de piel porque el propio cuerpo podría rechazarlo y acabaría rompiéndose. Debe ser suficientemente grueso como para que aguante la curación y cicatrice perfectamente. Si además queremos asegurarnos que nuestro piercing quede perfectamente debemos atender a los materiales de fabricación y los distintos tipos de joyas.

Materiales recomendados para el piercing en el ombligo

El acero quirúrgico y el titanio son los mejores materiales para los piercings y perforaciones. Después cuando la herida ha cicatrizado ya podremos incorporar otros materiales. Si eres una persona que practica mucho deporte te aconsejamos que uses los piercings de PTFE. Este material es flexible y se adaptará mejor a tus movimientos deportivos. Otras alternativas son el oro, el bioplástico y la plata. Aunque los más comunes son el PTFE, el acero quirúrgico y el titanio.

Tamaño de piercing en el ombligo

Las joyas que llevamos en el ombligo suelen tener un tamaño estándar. Podemos elegir joyas de entre 1,2 mm y 1,6. Lo más común es elegir joyas de 1,6 mm. Pues es una zona ideal para llevar barras algo más gruesas. Las barras de 1,2 mm suelen destinarse a los piercings en las orejas, labios… zonas más delicadas. Y además estas primeras barras suelen tener 10 mm de longitud, aunque luego podrán cambiarse por otras más cortas, cuando la herida haya curado por completo.

Tipos de joyas 

El piercing en el ombligo suele llevarse con una barra curvada. El mejor material, tal y como te hemos indicado, es el acero quirúrgico o el titanio. A la hora de realizar el piercing será la mejor opción. Luego podrás cambiarlo, pero asegúrate de que la perforación está totalmente curada.

ejemplo de joyas para utilizar en piercing ombligo

En el ombligo podemos llevar distintos tipos de joyas. Aunque las más comunes son las barras curvas con diferentes accesorios, bolas de colores, cadenas para piercing de ombligo… también podemos llevar un aro en esa zona. Queda muy original y alternativo. Recuerda que en el estudio de piercings y tattoos Camaleón Tattoo contamos con un montón de piercings, dilataciones y pendientes diferentes.

¿Cómo se hace un piercing en el ombligo?

El piercing en el ombligo es una de las perforaciones menos dolorosas. Su dolor podría ser similar al de la perforación del lóbulo. Se trata solo de perforar piel. Para realizar un piercing en el ombligo, como para hacer cualquier otra perforación, debemos desinfectar muy bien la zona y posteriormente trabajar solo con material esterilizado. En Camaleón Tattoo siempre seguimos a raja tabla todas las medidas de higiene y seguridad para realizar un piercing o tatuaje. No te la juegues en estudios clandestinos.

La perforación se hace con la ayuda de unas tenacillas que marcarán y sujetarán la piel. Después se atraviesa esa piel con una ajuga pasando por ambos agujeros de la tenaza. Posteriormente se coloca la joya en el hueco que ha dejado la aguja, ya que cuando vaya pasando por completo la aguja se irá colocando el pendiente. Es un proceso rápido y sencillo. Aunque tras unos pocos minutos ya tendremos nuestra joya perforando nuestro ombligo, es importante concienciarse de que el proceso no acaba aquí. Los cuidados que debes seguir para evitar infecciones son esenciales para garantizar la cicatrización. 

Curar el piercing en el ombligo en sus primeros días

El primer paso para realizarse un piercing en el ombligo es elegir un estudio de profesionales con experiencia, como Camaleón Tattoo. Cuando ya tengas la perforación hecha es importante que: 

  • Limpies el piercing dos o tres veces al día con suero fisiológico y la ayuda de un bastoncillo.
  • Manipules siempre la joya con las manos limpias y desinfectadas.
  • Seca bien el piercing con una gasa fina y limpia tras una ducha o tras la higiene diaria de la zona. Evita movimientos brucos de la joya durante las primeras semanas.
  • Ten cuidado con la ropa. Los primeros días son esenciales para una buena cicatrización. Evita que se enganche en la ropa. Apuesta, durante las primeras semanas, por usar ropa más floja que no roce la zona.
  • La combinación de agua con sal, aplicada una vez al día, también te ayudará en la cicatrización. Puedes crear compresas calientes de agua con sal para aplicar en la zona y eliminar la costra que se formará alrededor.
  • No cambias la joya hasta que la perforación haya cicatrizado por completo. En caso contrarío podrías producir una infección. Siempre que la cambies asegúrate de que los materiales sean de buena calidad.
  • No apliques, durante la curación del piercing, tus cremas corporales sobre la perforación. Pueden obstruir la zona y generar bacterias.

La infección de una perforación se reconoce fácilmente. La zona estará enrojecida y con pus. En ese caso debe tratarse con los correspondientes antiinflamatorios y antibióticos, que deberá recetarte tu médico de confianza. En cualquier caso si sigues todos estos consejos estarás contribuyendo a evitar dicha infección. 

Ejemplos e imágenes de piercings en el ombligo

El piercing en el ombligo puede lucirse de mil formas distintas. Depende mucho del tipo de piercing que lleves, si es un piercing en el ombligo superior, inferior, doble, lateral o interior… todos ellos te dan múltiples posibilidades de combinación. A continuación te presentamos algunas imágenes muy chulas para que te inspires… estamos seguros de que no eres capaz de elegir solo uno ¿Verdad?

Galería de ejemplos de piercings en el Ombligo para todo tipo de barrigas

Vídeo piercing en el ombligo

En el estudio de piercings y tatuajes Camaleón Tattoo somos conscientes de que hacerse un piercing o un tatuaje nuevo puede generar cierto miedo al principio. Por eso queremos dejarte por aquí este vídeo para que sepas un poquito mejor cómo se hace un piercing en el ombligo. Recuerda que si todavía te quedan más dudas siempre puedes consultárnoslas sin compromiso.

Dónde comprar piercings para el ombligo

En cuanto tu piercing en el ombligo haya cicatrizado correctamente podrás empezar a comprar piercings para el ombligo. Para lucir al máximo tu piercing en el ombligo lo mejor es contar con una colección chula que puedes combinar con tu ropa o con tu estilo. En la tienda de Camaleón Tattoo tenemos un amplio catálogo de piercings para el ombligo, barras, aros y ópalos de infinidad de colores. Pásate por nuestro estudio para más información.

Si tienes cualquier duda ponte en contacto con nosotros. En Camaleón Tattoo siempre estamos dispuestos a ayudarte y asesorarte en la realización y el cuidado de tus piercings o tatuajes. Llámanos o pásate por nuestro estudio en Lugo para cualquier consulta.

Si tienes dudas, no te preocupes. Habla con uno de nuestros especialistas o visítanos en nuestro estudio, estamos para ayudarte! Contacta con nosotros en nuestro formulario de contacto o llámanos al

982 220 308 - 666 254 973